Internacional

El mercado líder de la industria de la música

MIDEM 2017: 6 a 9 de junio en Cannes, Francia

2017.01.20 | El nuevo auge que está experimentando la música a través de las plataformas digitales ha renovado el interés mundial por MIDEM, el mercado líder de la industria de la música mundial y actualmente de las plataformas digitales, que celebró 50 años de existencia en 2016.

MIDEM

Al igual que las convenciones de televisión MIPTV y Mipcom, que se realizan en abril y octubre de cada año, MIDEM es organizado por Reed Midem y tiene lugar en el Palais des Festivals de Cannes, sobre la Croisette al borde del Mediterráneo y famosa también por el festival cinematográfico que se realiza allì, este año del 19 al 27 de mayo.

La industria ha cambiado mucho, por supuesto, desde la época del LP y el cassette, aunque los vinilos hayan vuelto a ser tendencia, como artículo de lujo. El streaming y las plataformas digitales de suscripción como Spotify y iTunes van ganando terreno en todo el mundo a medida que cambia el modo de uso: de la posesión material —disco, cassette, CD— se ha pasado a privilegiar el accesoa la música, sin importar la hora o lugar del consumo. A partir del Walkman de Microsoft primero, en 1979, pero especialmente el iPod, desarrollado por Steve Jobs en Apple en 2001, se abandonó el concepto de LP preconizado por la industria fonográfica desde la década del 50 y retornó al de la melodía o canción que habían popularizado los singles o discos simples —primero en pasta a una velocidad de 78 rpm, que ahora luce vertiginosa; luego en vinilo a 33 o 45 rpm‑— antes de los discos 'de larga duración', los cassettes y su versión más reciente, los CDs, que requieren al menos 40 minutos de música para tener sentido.

Parte de la evolución es que, con la digitalización, creció la ansiedad del público por ver actuar en persona a sus artistas favoritos. De ser muy difícil llenar un estadio de fútbol con un recital de un artista o grupo, se pasó a la gran expectativa que existe en la actualidad y la convocatoria de multitudes como las que acuden a ver a artistas nacionales o visitas de artistas internacionales. Ante este giro, la industria fonográfica se ha integrado con la actuación artística, configurando un ecosistema diferente; de los grandes festivales de la música popular quedan pocos exponentes, entre ellos el Festival de la Canción de Viña del Mar, en Chile, también rondando el medio siglo de existencia, y los de música folklórica en Argentina, en Cosquín —provincia de Córdoba— y otras localidades donde se mezcla la tradición local, lo gauchesco y artistas que combinan lo melódico con raíces regionales de diferentes provincias.

MIDEM reúne en la actualidad a empresarios de 65 países y excede el ámbito de la melodía, el tirmo la armonía para centrarse en las diferentes formas de llegar al público y exportar la producción artística local, como un servicio. La Argentina tuvo participación colectiva destacada en el MIDEM 2014, hace tres años, y mantiene presencia año tras año, al igual que otros países latinoamericanos, y en especial Brasil y México. De todos modos, el foco ya no está más en la actuación artística, como sucedió hace décadas con artistas de talla mundial como Blood, Sweat and Tears, que actuaron a modo de promoción en el antiguo Casino —donde ahora está el Palais— sino en conferencias sobre monetización de los contenidos, incluyendo la optimización de las plataformas digitales; la evaluación de mercados en  emergentes o maduros; aspectos regulatorios, donde la piratería intelectual es un tema recurrente y la edición musical una fuente de ingresos significativaa través de las sociedades autorales y de intérpretes; la venta de música a las producciones de cine y televisión,que es un rubro en auge, y, por supuesto, mantener el oído atento a toda novedad que pueda convertirse en suceso y a todo artista con posibilidades de éxito (y la consecuente monetización).

La paradoja es que rodo esto se parece mucho a la industria de la televisión y también a la cinematográfica.Por otro lado, lo que ha mantenido vigorosa a la música es que es la forma más sencilla y rápida de provocar en el ser humano una emoción fuerte. MIDEM lo sabe y por ello se mantiene, atravesando los vaivenes de la industria.